Reemplazo Total de Cadera

Dr. Alfredo Sanchez Vergel
 
Ortpopedista
Fundación Valle del Lili
 
 
 
 
 
 
 
INTRODUCCION
 
Usualmente la carta de la salud pone en conocimiento de sus lectores aspectos generales sobre enfermedades que son de interés para la comunidad. En esta ocasión no vamos a presentar una entidad en particular, si no un tratamiento especializado, como lo es el reemplazo total de cadera, que puede ser la solución para varias enfermedades.
 
El reemplazo total de la cadera (R.T.C.) o prótesis de cadera, tal y como lo conocemos hoy fue desarrollado en Inglaterra por Sir John Charnley, en los años 60´s. Desde entonces se viene realizando con éxito en todo el mundo.
 
Con el paso de los años, los principios siguen siendo los mismos, pero se han realizado importantes avances en los materiales utilizados, en las técnicas anestésicas y quirúrgicas, en los cuidados antes, durante y después de la cirugía, que han disminuido el porcentaje de complicaciones y han aumentado la duración de las prótesis.
 
Esta disminución en el porcentaje de complicaciones y el aumento en el tiempo que duran las prótesis han hecho que cada vez se haga con mayor frecuencia. Por esto, cada vez es más frecuente conocer a alguien a quien le hayan hecho o le vayan a realizar un RTC. Por ejemplo, sólo en los Estados Unidos se realizan anualmente 260.000 reemplazos totales de cadera.
 
 
DEFINICIÓN.
 
El reemplazo total de cadera o prótesis de cadera, es una cirugía que consiste en sustituir la articulación de la cadera por elementos artificiales.
 
La articulación de la cadera, esta formada por la cabeza del fémur, que es el hueso largo del muslo y el acetábulo que es una cavidad que se encuentra en la pelvis. Estos elementos son los que se sustituyen en los reemplazos totales de cadera. Existe otro tipo de cirugía conocida como reemplazo parcial de cadera o hemiartroplastia de cadera, en la cual lo único que se reemplaza es la cabeza del fémur.
 
 
 
 
La cabeza del fémur, se reemplaza por un componente conocido como vástago femoral que tiene una parte que se introduce dentro del fémur y una parte articular que es la cabeza. Los vástagos femorales son metálicos, generalmente fabricados de aleaciones biocompatible, es decir que no generan rechazo por parte del organismo en que son implantados.
 
El acetábulo, se reemplaza con un elemento conocido como copa acetabular, que se ubica en la misma cavidad donde queda la cavidad original en la pelvis. Por lo general las copas acetabulares son fabricadas con un tipo de plástico especial llamado polietileno de utra-alto peso molecular.
 
 
 
 
TIPOS DE PROTESIS DE CADERA
Modelos de vástagos femorales, no cementados.  Modelos de copas acetabulares, hemisféricas cementadas. Modelos de copa hemisférica, no cementada.
 
 
Existen muchos tipos de prótesis de cadera, en general se pueden clasificar según la forma en que se fijan al hueso del paciente y según el material del que están hechos la cabeza del fémur y la copa acetabular.
 
Según la forma en que se unen al hueso del paciente, se habla de prótesis cementadas y no cementadas. La prótesis cementadas se unen al hueso del paciente por medio de un cemento acrílico, parecido al utilizado en odontología. Las prótesis no cementadas se fijan al hueso del paciente por contacto directo con el sitio donde se colocan ya sea el fémur o el acetábulo y su estabilidad depende del crecimiento del hueso del paciente en su superficie.
 
Según el tipo de material del que estén hechos la cabeza del vástago femoral y la copa acetabular. Estas pueden ser prótesis metal-metal, si la cabeza y el acetábulo son metálicos, polietileno-cerámica, si el acetábulo es de polietileno y la cabeza es de cerámica, cerámica-cerámica, si ambos componentes son de cerámica.
 
La decisión de que tipo de prótesis utilizar debe ser tomada según las características de cada paciente por el ortopedista especialista en reemplazos articulares.
 
 
¿QUÉ PACIENTES SE PODRÍAN BENEFICIAR DE UN REEMPLAZO TOTAL DE CADERA?
 
Los síntomas que presentan los pacientes que tienen un desgaste o artrosis de la articulación de la cadera son: dolor inguinal, que puede irradiarse a la rodilla, perdida en la movilidad de la articulación de la cadera, diferencia de longitud de los miembros inferiores y debilidad en los músculos de la cadera.
 
Si usted presenta estos síntomas debe consultar al ortopedista especialista en reemplazos articulares para su evaluación.
 
 
ARTROSIS DE CADERA
 
Radiografía que muestra una cadera con artrosis
 
La mayoría de los pacientes que requieren de un reemplazo de cadera presentan un estado avanzado de artrosis en la cadera.
 
La artrosis es una enfermedad que afecta el cartílago articular, que es un tejido especializado que recubre las superficies de las articulaciones del cuerpo y permiten que estas realicen los movimientos propios de cada articulación sin casi presentar fricción, lo que permite que estas se deslicen una sobre otra sin dolor y con un movimiento suave, continuo y uniforme.
 
Cuando el cartílago articular se enferma, pierde sus características normales y los movimientos de las articulaciones se vuelven dolorosos y pierden amplitud. Específicamente cuando esto pasa en la cadera los pacientes presentan dolor en la ingle que se puede extender hasta la rodilla, cojera, diferencia de longitud los miembros inferiores, debilidad muscular y disminución en la amplitud de los arcos de movimiento de la cadera.
 
El dolor producido por la artrosis de la cadera, como se menciona arriba, se presenta típicamente en la ingle, empeora con el ejercicio y disminuye con el reposo. En algunas ocasiones puede doler además de la ingle la rodilla o doler únicamente la rodilla y ser producido por la artrosis de la cadera.
 
La disminución en la amplitud de los arcos de movimiento de la cadera, puede empezarse a notar en actividades cotidianas como subir una escalera, sentarse en asientos bajitos o ponerse lo zapatos, cuando la artrosis es mas severa la incapacidad es mayor imposibilitando especialmente si ambas caderas están afectadas, el aseo genital, la actividad sexual o el desplazamiento dentro de la casa.
 
 
TIPOS DE ARTROSIS DE CADERA
 
La artrosis de cadera se clasifica en dos tipos.
 
 
ARTROSIS PRIMARIA O IDIOPÁTICA
 
Inicia generalmente en la 5° década de la vida y compromete no solamente la cadera si no también otras articulaciones como las interfalángicas de las manos, las rodillas, los hombros y tiene una especial predilección por la articulación trapecio-metacarpiana, esta articulación se encuentra en la base del pulgar de la mano y allí el paciente siente el dolor.
 
 
ARTROSIS SECUNDARIA
 
Es aquella artrosis donde la causa se puede determinar, dentro de estas se encuentran la artrosis secundaria a la displasia de desarrollo de la cadera (Luxación congénita de la cadera), al deslizamiento epifisiario capital femoral y a la enfermedad de Legg-Calve-Perthes (ambas entidades de los niños), a una artritis séptica de la cadera (Infección), a la necrosis avascular de la cabeza del fémur, artrosis post-traumática o a artritis reumatoidea.
 
Independiente del tipo de artrosis, si el paciente no puede tener una buena calidad de vida por el dolor y la disminución en los arcos de movimiento de la cadera, un reemplazo total de la cadera es una buena solución para que retome la actividad física a la cual estaba acostumbrado antes de presentar la artrosis de la cadera.
 
Como el lector se puede dar cuenta, las causas de la artrosis secundaria de cadera la constituyen enfermedades que en su gran mayoría se presentan en la infancia y de allí la importancia de tratarlas adecuadamente cuando se presentan en los niños.
 
Ahora bien, si ya esta instaurada la artrosis y el grado de incapacidad y dolor son importantes, no importa que el paciente sea joven, también se le puede realizar un reemplazo total de cadera aunque lo ideal siempre es tratar de postergar el mayor tiempo posible esta cirugía.
 
 
ALTERNATIVAS AL REEMPAZO TOTAL DE CADERA
 
El reemplazo total de cadera, no es el único tratamiento que existe para la artrosis de cadera, si los síntomas no son muy severos se puede intentar un tratamiento no operatorio, con medicamentos anti-inflamatorios y el uso de un bastón.
 
Algunas causas de artrosis de cadera en sus etapas iniciales permiten realizar otras cirugías conocidas como osteotomías, ya sea en el fémur o en el acetábulo.
 
Las osteotomías lo que hacen es tratar de restituir la anatomía normal en aquellas caderas donde la forma normal ha sido distorsionada o alterada por alguna enfermedad como la displasia del desarrollo de la cadera o algún evento traumático como la fractura del fémur en su parte proximal. Este tipo de cirugías, tienen un resultado menos predecible que un reemplazo total de cadera pero siguen siendo las mas indicadas en las etapas iniciales de la artrosis de cadera especialmente en pacientes jóvenes.
 
 
Radiografías de una paciente con displasia del desarrollo de la cadera, a quien se le realizó osteotomía acetabular y femoral para restituir la anatomía normal.
 
 
 
 
 
 
 
 
PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL REEMPLAZO TOTAL DE CADERA
 
Cuando un paciente requiere de un reemplazo total de cadera tiene muchas preguntas para su médico, pero en muchas ocasiones no las realiza por que se le olvidan en el momento de la consulta.
 
Algunas de estas preguntas y sus respuestas son las siguientes:
 
 
¿VOY A NECESITAR UNA TRANSFUSIÓN DE SANGRE?
 
Generalmente sí; si se requiere, las transfusiones de sangre en la actualidad son extremadamente seguras y el riesgo de contraer SIDA o hepatitis C es muy pequeño. Varias personas pueden donar su propia sangre antes de la cirugía (autotransfusión), de tal manera que si se necesita durante o después de ésta, se transfunda su propia sangre.
 
 
¿ME VA  A DOLER DESPUÉS DE LA CIRUGÍA? 
 
La mayoría de los pacientes sienten dolor después de la cirugía mientras los tejidos cicatrizan, pero es un dolor controlable y que va cediendo con el tiempo. Típicamente, al tercer día es muy tolerable.
 
 
¿CUÁNTO TIEMPO VOY A ESTAR HOSPITALIZADO ?
 
Usualmente son 5 días. El día siguiente de la cirugía se va a levantar de su cama y apoyar su nueva cadera. Durante su estancia en la Clínica, lo va a visitar una fisioterapeuta, quien lo va a ayudar a hacer ejercicios de la cadera y le enseñará como hacer sus actividades diarias, como por ejemplo, como colocarse los zapatos o como subir escaleras.
 
 
¿QUÉ CUIDADOS DEBO TENER DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?
 
Durante los primeros 30 días después de salir de la hospitalización debe utilizar medias antiembólicas, que son unas medias largas, especiales para evitar la formación de trombos (coágulos) en las venas de las piernas, dormir boca arriba y aplicarse la medicación que le indiquen para evitar problemas de coagulación y formación de trombos en las venas de las piernas y del pulmón. Además debe seguir las recomendaciones del equipo que lo está tratando, para evitar la luxación ( que la articulación artificial se salga de su puesto). Estas deben ser seguidas toda la vida y son: No unir las rodillas, no flexionar la cadera más de 90 grados y no rotar internamente el pie del lado operado.
 
 
¿EN CUÁNTO TIEMPO VOY A PODER REALIZAR MIS ACTIVIDADES DIARIAS?
 
Día a día los pacientes van retomando sus actividades diarias y típicamente a las 6 semanas de operados pueden volver a realizar la mayoría de ellas. Más o menos a los 3 meses ya realizan todas sus actividades habituales.
 
 
¿CÓMO VAN A SER LOS CONTROLES DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?
 
Los reemplazos de cadera requieren de una consulta a los 15 días de la cirugía, a las 6 semanas y a los 3 meses. Después es necesario un control cada año con radiografías, por el tiempo que dure la articulación artificial.
 
 
¿CUÁNTO TIEMPO VA A DURAR LA PRÓTESIS DE CADERA? 
 
Depende de varios factores, dentro de los cuales el más importante es el grado de actividad física que tenga el paciente. A mayor actividad, menor tiempo de duración. Con la actividad promedio, usualmente los reemplazos de cadera duran 15 años, aunque un porcentaje importante, aproximadamente el 70% pueden legar a durar 20 o mas años.
 
 
¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE ESTA CIRUGÍA?
 
El reemplazo total de la cadera es una cirugía grande y tiene sus riesgos. Los mayores riesgos son la luxación, infección, aflojamiento de los componentes, coágulos en las venas de las piernas y de los pulmones y las complicaciones anestésicas. Estas complicaciones son conocidas por los especialistas que realizan este tipo de cirugías, y tratan de evitarlas usando todas las medidas pertinentes para ello. Aún así se pueden presentar. Lo mejor si usted va a ser sometido a un reemplazo total de la cadera es que trate de despejar todas sus dudas con el especialista que lo va a operar, para así estar más tranquilo y asegurar el éxito de su cirugía.
 
 
SITIOS EN INTERNET DONDE PUEDE ENCONTRAR MAS INFORMACIÓN 
www.jri-oh.com/hip
 

Especialistas Ortopedialili

Fracturas

Alfredo Martinez Rondanelli
Director Unidad de Ortopedia y Traumatología
 

 

Cadera

Alfredo Sanchez Vergel
Ortopedista
 
 

 

Tobillo y Pie

Jaime Castro Plaza
Ortopedista

 

Rodilla

Paulo José Llinas Hernandez
Ortopedista
   
Gilberto Herrera
Ortopedista
   
Juan Pablo Martinez Cano
Ortopedista

 

Tumores Óseos

Contenido en desarrollo.

Hombro

Paulo José Llinas Hernandez
Ortopedista
   
Gilberto Herrera
Ortopedista
   
Juan Pablo Martinez Cano
Ortopedista

 

Columna

Mario Germán Gonzalez Tenorio
Ortopedista

 

Rehabilitación

Orlando Quintero F. M.D.
Médico Institucional
 

 

Ortopedia Infantil

Luis Alfonso Gallon Lozano, MD
Ortopedista
 

 

Cirugia de Mano

Hugo Dario Campo Martinez 
Ortopedista
Especialista en Cirugía de mano