Ligamento Cruzado Anterior

Dr. Paulo José Llinás
 
MD Ortopedista traumatólogo
Subespecialista Cirugía de Rodilla y Hombro
 
 
 
 
 
 
 
¿QUÉ ES EL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR?
 
De los cuatro ligamentos importantes de la rodilla el Ligamento Cruzado Anterior (LCA) es el que con mayor frecuencia se rompe. Por lo regular su lesión esta asociada a actividades deportivas en donde hay giros fuertes, en especial el football y basketball. Durante la actividad, este ligamento controla los movimientos y deslizamientos hacia delante. Algunos grados de estos movimientos son normales para el funcionamiento de la rodilla, pero cuando estos se dan más de lo normal, conducen en pocos años a daños del cartílago y meniscos.
 
Las lesiones del LCA se producen de diferentes formas, pero la más frecuente es cuando hay una rotación interna brusca de la rodilla con desviación hacia dentro y el pié fijo en el piso. En algunas ocasiones, el paciente puede oír un "click" cuando se rompe el ligamento.
 
 
SINTOMAS
 
¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?
 
Inicialmente hay dolor generalizado, imposibilidad para los movimientos, hemartrosis (sangre en la articulación) e inestabilidad ("falseo"). Tipicamente la persona no puede seguir jugando y tiene la sensación de que algo grave ha pasado. Durante la primera semana los primeros síntomas mejoran pero la inestabilidad permanece ocasionando gran incapacidad.
 
Al no existir el ligamento se produce una subluxación de la rodilla con algunos movimientos, lo que facilita con el tiempo el daño adicional de meniscos y cartílago que degenera en una artrosis temprana.
 
 
DIAGNOSTICO
 
¿CÓMO DE DIAGNÓSTICA UNA LESIÓN DEL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR?
 
La historia y un examen físico completo de rodilla hacen el diagnóstico en la mayoría de los casos. Cuando hay sangre dentro de la articulación, la extracción con una aguja mejora sustancialmente el dolor y puede dar mayor información. En el 70-80% de los casos existen lesiones asociadas en especial el Ligamento Colateral Interno y los meniscos.
 
Los Rayos X no muestran las lesiones de tendones y ligamentos, pero son de valor útil para valorar si existen fracturas asociadas con el trauma. Cuando existe duda con relación al diagnóstico, la forma más exacta de valorar es con la Resonancia Magnética Nuclear la que nos da una imagen confiable de los ligamentos y demás estructuras.
 
 
TRATAMIENTO
 
¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE UNA RUPTURA DEL LCA?
 
El tratamiento inicial incluye reposo y medidas locales como el hielo hasta que la inflamación disminuya. Posteriormente, se debe iniciar un programa de Terapia Física y Rehabilitación para reganar los arcos de movimientos completos y fortalecer los músculos alrededor de la rodilla, por lo que no se debe inmovilizar la rodilla por largo tiempo con yesos o inmovilizadores.
 
 
TRATAMIENTO QUIRÚRGICO
 
Si después de la Terapia Física el paciente se queja de inestabilidad o "falseo" de la rodilla al realizar sus actividades normales o deportivas, esta indicado realizar una Sustitución o Reemplazo del Ligamento Cruzado Anterior con injertos de tendones o ligamentos extraídos del mismo paciente (autoinjertos) o del Banco de Huesos y Tejidos (aloinjertos). Existen muchas técnicas quirúrgicas para el reemplazo y la elección depende del paciente y de la preferencia del médico. La más usada es el Hueso-Tendón-Hueso, en donde se toma el injerto del tendón rotuliano y se coloca a través de unos túneles en lugar del antiguo LCA, fijándolo con unos tornillos especiales.
 
Esta cirugía se realiza asistida por Artroscopia, lo que mejora la exactitud de la técnica y permite corregir las lesiones anexas. La cirugía no se debe realizar en forma aguda (antes de un mes) ya que los mejores resultados finales se obtienen si los movimientos y los músculos están en limites normales.
 
 
EL TRATAMIENTO CONSERVADOR O NO QUIRÚRGICO
 
La modificación de la actividad deportiva, terapia física y a veces uso de una rodillera se recomienda para aquellas personas que no tienen la sensación de "falseo" y que no están sometidos a actividades deportivas fuertes.
 
 
¿CÓMO ES LA REHABILITACIÓN DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?
 
La rehabilitación posterior tiene tres fases que son largas y deben estar asesoradas por especialistas que conozcan la lesión. La primera fase consiste en controlar el dolor y la inflamación, reganando los movimientos de la rodilla y logrando retorno temprano a actividad muscular. La segunda fase consiste en fortalecer los músculos lo que dura entre 3-5 meses y la tercera fase consiste en el retorno gradual a la actividad deportiva.
 
El paciente se reintegrará a sus actividades de la vida diaria en dos meses, pero la actividad deportiva solo la podrá realizar entre 6 y 9 meses después de la cirugía cuando el ligamento se ha integrado y adquiere resistencia.
 
 
¿QUÉ POSIBLES COMPLICACIONES PUEDO TENER?
 
La mayoría de los pacientes no experimentan complicaciones y retornan a la actividad deportiva sin problemas. Sin embargo, puede presentarse dolor en la región anterior de la rodilla (40%), pérdida de los movimientos (5-10%) o inflamación. Afortunadamente, la mayoría de estos problemas se corrigen con una terapia agresiva y el porcentaje de pacientes que retorna a la actividad deportiva previa es más del 90%.

 

Especialistas Ortopedialili

Fracturas

Alfredo Martinez Rondanelli
Director Unidad de Ortopedia y Traumatología
 

 

Cadera

Alfredo Sanchez Vergel
Ortopedista
 
 

 

Tobillo y Pie

Jaime Castro Plaza
Ortopedista

 

Rodilla

Paulo José Llinas Hernandez
Ortopedista
   
Gilberto Herrera
Ortopedista
   
Juan Pablo Martinez Cano
Ortopedista

 

Tumores Óseos

Contenido en desarrollo.

Hombro

Paulo José Llinas Hernandez
Ortopedista
   
Gilberto Herrera
Ortopedista
   
Juan Pablo Martinez Cano
Ortopedista

 

Columna

Mario Germán Gonzalez Tenorio
Ortopedista

 

Rehabilitación

Orlando Quintero F. M.D.
Médico Institucional
 

 

Ortopedia Infantil

Luis Alfonso Gallon Lozano, MD
Ortopedista
 

 

Cirugia de Mano

Hugo Dario Campo Martinez 
Ortopedista
Especialista en Cirugía de mano